jueves, 16 de septiembre de 2010

APROXIMACION FINAL


Vagando sobre la densa soledad que lo fustiga, un hombre piensa.


Hay cansancio, distancias, digresiones románticas sobre los mismos temas.


El Tiempo, disuelto en ocios y vagas esperanzas, cobra ahora su torva venganza.


La Verdad se le fue de las manos, atareado en pequeñas verdades inútiles.


El Placer, derrotero perenne, era siempre efímero, escaso o parco.


El Amor que buscó urgido y a contramarea, estaba en el quieto puerto del zarpe.


La Tranquilidad del alma la logró fácil pero tarde; era cosa de tiempo.


Lo Material, aunque nunca le importó, le fue asignado sin preguntas, sin empeño.


De los Afectos solo permanecen los de siempre, los ganados se perdieron.


Por suerte los años, como ratas, carcomen el pobre granero de su memoria.


No hace la suma porque sabe y teme el brutal resultado; cero.


1 comentario:

Santiago Salazar dijo...

Estaaá ejemplar, perfecto, y fantasticamente bello.