lunes, 14 de septiembre de 2009

FASTOS DEL TEMPLARIO


Monótonos cardúmenes escanciando un mar inagotable.

Tediosas moscas soportando la lluvia.

El azul de esa noche improvisando el tenue gris de “esa” madrugada

Miríadas de parásitos aferrados a la violenta escollera.

Las leyes interdictas del rutinario ocaso.

El otoño, rastrojeado y feliz.

Su voz esperando, olvidada para siempre.

Geométricas banderas al viento, sobre el triste promontorio de un sueño.

Corazas, mascaras, y altas lanzas, enfilando hacia la batalla perdida.

Mapas, naos, derroteros..., navegaciones inútiles. Sombras que acuden.

2 comentarios:

Inés Bohórquez dijo...

Fascinante tu tipo de escritura Poeta!

Palabras que mezclan sentimientos y causan estremecimiento!

un beso

Mistral dijo...

*FELICES FIESTAS * Mi deseo en estas fechas es, que todos tus deseos se cumplan.
Gracias por tus entradas que llenaron muchos vacios, durante este año que se aleja.

Un saludo muy especial.